Las ventajas del forex

la-ventajas-del-forex-introduccion

Son muchas las ventajas que llevan a operar en el forex: comenzando, por ejemplo, con las bajas comisiones. Pero es importante tomar en cuenta también: la posibilidad de tradear con importes pequeños, un mercado que está siempre abierto, la disponibilidad de pruebas gratuitas y, sobre todo, la oportunidad de ganancias que se pueden aprovechar no solo cuando el mercado sube sino también cuando el mercado está a la baja.

Las comisiones bajas

Es oportuno, en este apartado, realizar una distinción entre los market makers y los ECN, dos tipos diversos de brokers. Los primeros no cobran ningún tipo de comisión sobre el trading y se limitan a retener una ganancia por el spread (es decir la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta para un par de divisas específico: en esencia, cada posición que se abre conlleva tiene un pequeño costo); los segundos, en cambio, aplican una comisión sobre cada trade, ofreciendo las cotizaciones reales del mercado.

Tanto los market makers como los ECN ofrecen ventajas: unos garantizan la máxima libertad para negociar sin ningún límite; los otros, como ya fue dicho, proponen los precios reales del mercado y, en consecuencia, se caracterizan por spreads más bajos. En un caso como en el otro, de todas formas, está prevista una comisión —por otro lado brokers son los intermediarios y es imposible que exista un trading de costo cero.

De todas formas, siempre vale la pena recordar que las comisiones no son el único parámetro que se debe tomar en cuenta a ahora de elegir un broker: también la estabilidad de la plataforma, la asistencia con la que cuentan, la formación que ofrecen a los usuarios y la reglamentación propuesta son otros factores que merecen ser considerados.

En pocas palabras, dado que al fin de cuentas las comisiones son bajas en casi todos los casos, es importante concentrarse sobre la conveniencia general en relación calidad-precio del servicio que se utilice.

El mercado siempre abierto

Como ya lo hemos dicho al comienzo de nuestro recorrido, el forex es un mercado que está prácticamente siempre abierto: no porque todos los brokers estén abiertos las 24 horas (cada uno de ellos, de hecho, tiene algunas horas en las que no permite operar, como es normal que así ocurra), sino sencillamente porque —operando online— se pueden aprovechar los husos horarios: por ejemplo, cuando cierra un mercado en Europa siguen abiertos los mercados americanos.

Esta es la razón por la cual se puede asegurar sin temor a ser desmentidos que el mercado de las divisas forex puede operar a toda hora, a diferencia de lo que ocurre en todos los otros mercados financieros. Los traders tienen la oportunidad de operar cuando y como lo deseen, en cualquier lugar donde se encuentren, sea de día o de noche, requiriendo solamente de una conexión a Internet.

De todas formas esto no quita que el momento más indicado para tradear es aquel en el que el mercado está más activo, es decir, cuando se superponen los horarios de los centros financieros globales más importantes, para así poder generar buenas ganancias aprovechando los movimiento del mercado de divisas.

La posibilidad de operar con importes bajos

Esta oportunidad es, para todo trader, una garantía de autonomía, de independencia y, sobre todo, de libertad. De hecho, es el propio trader quien decide cuanto desea invertir (a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, en el mercado de futuros, donde las características del contrato o del lote se establecen de antemano).

Cada trader puede decidir la dimensión del lote y, en consecuencia, elegir el monto de la inversión que pretende realizar (tomando en cuenta que cada broker impone un límite mínimo para la apertura de una posición). Esta es la razón por la que en el mercado del forex puede participar cualquier persona, incluso quien tenga a disposición un capital reducido, de unas pocas decenas de euros o dólares.

Las cuentas de prueba gratuitas

Las cuentas de prueba, o cuentas virtuales, son extremadamente ventajosas tanto para los traders que recién comienzan, que gracias a estas herramientas puede ganar familiaridad con el mundo del forex, como para los traders más expertos, que de esta manera tienen la oportunidad de verificar la practicidad y la funcionalidad de los brokers.

Tales cuentas replican completamente el mercado real: en esencia, quien abre una cuenta "verdadera" sobre una plataforma obtiene la posibilidad de usar durante un cierto período de tiempo la cuenta de prueba para entender cómo funciona el mercado: con esta cuenta se puede hacer trading mediante dinero virtual (y por lo tanto no se pierde ni siquiera un centésimo, incluso errando en todas las operaciones) pero utilizando precios de venta y precios de compra absolutamente reales.

Son muchos los motivos por los cuales vale la pena aprovechar las cuentas de prueba, comenzando por su gratuidad: además, gracias a ellas, es posible trabajar para desarrollar y poner a prueba un sistema sin ningún riesgo y crear un plan de trading después de haber testeado diversas ideas.

En suma, de esta manera se pueden identificar las propias virtudes y los puntos flojos, identificando al mismo tiempo todos los puntos fuertes de un determinado sistema de trading. Para quien tiene la necesidad de aprender a conocer y a utilizar una plataforma de trading, las cuentas demo representan la solución ideal. Mediante una cuenta de este tipo, se entra en contacto con las condiciones reales del mercado y se descubre de qué manera cambian las tendencias del mercado, algo que no pocas veces ocurre de forma inesperada.

Ganar cuando el mercado baja

El forex, finalmente, pone a disposición de los traders otra gran ventaja: la posibilidad de ganar dinero no solo en el momento en el que el mercado sube, sino también en el momento en el que el mercado baja. En otras palabras, no es necesario esperar a que una cierta divisa tenga un alza para ganar. Anteriormente ya hemos explicado el motivo por el que esto ocurre: si el euro pierde respecto al dólar, se puede ganar vendiendo euros y comprando dólares (o, para usar la terminología general que hemos aprendido a utilizar, mediante una posición larga [long] sobre el dólar y una posición corta [short] sobre el euro). En cuanto el mercado forex se basa siempre en la oposición entre una divisa y otra, es inevitable que una baje cuando la otra sube. Esta es la razón por la cual, con un trabajo minucioso de previsión de precios —basado ya sea sobre el análisis técnico o sobre el análisis fundamental— y con una gestión adecuada del dinero, aprovechar aquellos momentos en los que el mercado baja para obtener ganancias no es una utopía sino una posibilidad concreta.

Estas son, en síntesis, las principales ventajas del forex. Pero hay muchas otras, obviamente: por ejemplo, el hecho de que para comenzar sea suficiente un capital inicial bajo; o la disponibilidad de bonus ofrecidos por la mayoría de los brokers. Vale subrayar también que las plataformas de forex habitualmente ofrecen herramientas de formación —totorales, videos, contenidos informativos de diferentes tipos— que resultan muy útiles para los traders a fin de mejorar sus propios conocimientos y competencias sobre el tema.

Por último, no se puede dejar de recordar que el mercado del forex se caracteriza por una gran liquidez, fruto de sus enormes dimensiones: esto significa que con un solo clic, en condiciones de mercado normales, se puede comprar (o vender, de acuerdo a cada caso) instantáneamente la divisa que se desea, dado que siempre hay alguien dispuesto a aceptar el intercambio. Quedar bloqueados en una posición es prácticamente imposible.