Forex – Análisis fundamental y análisis técnico

analisis-fundamental-y-analisis-tecnico-introduccion

El análisis fundamental y el análisis técnico representan los dos diferentes enfoques a los que se puede hacer referencia en el momento en que se comienza a explorar el mundo forex (y no solo): el primero tiene que ver con los así llamados fundamentos de la economía, y por lo tanto con los aspectos puramente económicos de la cuestión, mientras que el segundo se concentra de forma particular sobre el movimiento de los precios de un par de divisas, con el objetivo de intuir y predecir los movimientos futuros.

Tanto el análisis fundamental como en análisis técnico son útiles en el forex: las dos aproximaciones pueden utilizarse también juntas, de manera de analizar de forma completa y rentable los trends de los mercados financieros.

El análisis técnico

Cuando se habla de análisis técnico se recurre a la disciplina que se ocupa del estudio de los gráficos de precios, con el objetivo de comprender el momento en que una cierta tendencia se invierte, de forma tal de seguir la nueva dirección del precio con las inversiones que sean necesarias.

Las herramientas a disposición de un trader que desea alcanzar este objetivo son varias: entre ella están los indicadores de trading, que son fórmulas matemáticas específicas que representan los factores que inciden sobre el precio de un activo particular desde el punto de vista gráfico. Un analista técnico puede comprender, con solo observar los gráficos, si a corto, mediano o largo plazo un título está destinado a ganar o a perder valor.

El análisis fundamental

Cuando se habla de análisis fundamental, por otra parte, se recurre a la disciplina que se ocupa no de los gráficos de precios, sino de la llamada macroeconomía, es decir aquella parte de la economía que tiene que ver con las previsiones sobre sus factores fundamentales.

El comportamiento de los precios de un par de divisas, de hecho, depende también de los eventos políticos, de las crisis económicas, de las guerras, de la compra de empresas multinacionales, de las noticias publicadas sobre medios informativos especializados, de los rumores del mercado y de muchas otra cosas más. Partiendo de este enfoque, por lo tanto, los traders tienen la oportunidad de comprender y conocer los aspectos económicos de los que dependen las tendencias de precio para poder aprovecharlos y obtener ganancias.

Las estadísticas y los gráficos

Una primera diferencia entre el análisis fundamental y el análisis técnico es que para el primero es necesario examinar balances y estadísticas, mientras que para el segundo se utilizan esencialmente los gráficos.

Así, por lo tanto, un analista fundamental se concentra sobre la teoría económica y los métodos contables, econométricos y estadísticos correspondientes: se trata de un enfoque que, como se puede intuir, se basa sobre un marco temporal más grande respecto al horizonte del análisis técnico.

Este último, a decir verdad, puede ser encarado con time frames diferentes, desde pocos minutos hasta años; para el análisis fundamental, en cambio, no existe la misma libertad de elección, dado que los datos deben interpretarse a lo largo del tiempo. El análisis fundamental y el análisis técnico, en pocas palabras, son conceptos y modos de entender al forex casi opuestos, pero eso no quiere decir que no puedan coexistir: de hecho habitualmente los mejores traders del mercado son aquellos capaces de combinarlos de forma exitosa.

Por ejemplo, las herramientas del análisis técnico pueden ser útiles para un analista fundamental para brindarle la posibilidad de comprender cuál es el mejor momento para ingresar al mercado. Por otra parte, un analista técnico puede decidir usar, además de los índices técnicos, también los fundamentos económicos, tal vez comprendiendo si la conveniencia de vender que sugiere un determinado patrón técnico en un gráfico está también soportada por datos fundamentales.

Las características y las diferencias

No nos queda, llegados a este punto, más que hacer que examinar las otras diferencias y las otras características de estos dos tipos de análisis, partiendo de la importancia del timing: este elemento, que es muy significativo para un trading exitoso, puede describirse como el mejor momento para entrar en posición en el mercado. Con un timing adecuado, el stop loss que pueda ocurrir es limitado, lo que implica una posibilidad de ganancia mayor y una reducción de las pérdidas.

El estudio de los gráficos (y por lo tanto el análisis técnico) permite comprender los niveles clave del timing. Otro factor que merece ser tomado en cuenta es el descuento, que debe en este caso entenderse como una incorporación (y no como la reducción del precio de compra), en el sentido de que el análisis fundamental se incorpora al análisis técnico: en otras palabras, al interior de los gráficos están incluidos todos los elementos del análisis fundamental (aquellos que hemos citado antes: los eventos políticos, las crisis económicas, etc.). Esto quiere decir que es posible concentrarse solamente sobre los gráficos, dejando de lado un cierto número de variables.

Es necesario destacar que el análisis fundamental es menos flexible con respecto al análisis técnico, que permite apoyarse en los stop loss y, sobre todo, programar diferentes objetivos para time frames diversos.

Un último, aunque no menos importante, aspecto a tomar en cuenta es el que tiene que ver con la facilidad para encontrar información: muchas noticias, de hecho, son difíciles de hallar, lo que complica la tarea de un analista fundamental, sobre todo si se trata de un inversor común y corriente. Hay que estar atentos, sin embargo, a no cometer el error de creer que para las inversiones a largo plazo se deba optar por el análisis fundamental mientras que para las inversiones a corto plazo se deba recurrir al análisis técnico: una subdivisión binaria de este tipo no es fructífera ni es correcta, dado que tomando las medidas oportunas y utilizando los conocimientos adecuados ambas técnicas pueden ser útiles a corto, mediano y largo plazo.

¿Qué enfoque utilizar?

Establecer a priori cuál es el mejor enfoque no se puede hacer y es algo erróneo: son muchos, por otro lado, aquellos traders profesionales que, bien puristas, prefieren no mezclar ambos tipos de análisis.

Lo que es cierto es que ambos puntos de vista aseguran ciertas ventajas: seguir los indicios macroeconómicos sin tomar en cuenta los indicios técnicos sería un comportamiento extremo carente de todo sentido (y, claramente, es lo mismo a la inversa) que implicaría privarse sin motivo de información preciosa.

El secreto de un trader, entonces, es conocer tanto el análisis técnico como el análisis fundamental, para dominar ambos y utilizar en cada caso aquel que resulte mejor para las circunstancias.