eBay, la estafa escondida en la subasta

eBay es el mayor sitio de subastas en línea y es, a menudo, el blanco de los estafadores. Estos envían miles de correos electrónicos automatizados hablando de problemas de seguridad imaginarios y pidiendo los datos de acceso a los usuarios de eBay.

Se trata, en estos casos, de estafas fácilmente identificables, ya que llegan a través de correos electrónicos y simplemente con no hacer clic en el enlace que contienen, es posible evitar sorpresas desagradables. Desde hace algún tiempo, los estafadores han afilado sus armas y están utilizando el sitio original de eBay para realizar estafas más sofisticadas y fraudulentas.

eBay deja al usuario personalizar la página de su subasta, lo que permite a los vendedores insertar imágenes y código HTML. Por desgracia, algunos estafadores se la han pensado bien y utilizan la personalización de la página para hacer estafas en línea.

La estafa es muy insidiosa, porque después de abrir el sitio original de eBay (no hay mensajes de correo electrónico que nos inviten a visitar sitios web), una subasta creada por los estafadores nos lleva a una página con los mismos gráficos y todo igual a la página de eBay, en donde se requiere de un nombre de usuario y una contraseña para ingresar. Pero esta página en la que uno se encuentra, como puedes imaginar, no es la de eBay, sino la de un estafador.

Si al abrir una subasta de eBay sucede algo como lo descrito, has lo siguiente: cierra la página y adviértele a eBay. Por otra parte, recuerda: ¡para visitar las subastas presentadas por los vendedores en eBay no es necesario estar registrado!