Cómo ponerle contraseña a la red inalámbrica

Hace poco has adquirido un nuevo router inalámbrico y entusiasmadísimo con el asunto, has ido a la carrera a casa para configurarlo y comenzar a utilizarlo, de manera tal de poder navegar de forma inalámbrica con todos tus dispositivos. Sin embargo, si ahora estás aquí leyendo esta guía muy probablemente es porque te gustaría configurar una contraseña para evitar accesos no autorizados a la red, pero no sabes cómo hacerlo. ¿Qué dices? ¿Las cosas son tal cual te las estoy contando y te gustaría entonces saber si yo te puedo dar una mano para ponerle contraseña a la red inalámbrica? Bueno, obviamente que puedo hacerlo, así que no te preocupes.

Antes de que te alarmes y pienses vaya uno a saber qué cosa rara, quiero asegurarte desde un principio que así como fue muy fácil llevar a cabo el proceso de configuración inicial del router (quizás también porque has echado un vistazo a mi guía sobre cómo configurar un router), igualmente sencillo es el procedimiento a realizar para poder ponerle una contraseña a la red inalámbrica. Intenta entonces seguir este tutorial; estoy seguro de que no te arrepentirás y que al final tendrás ideas mucho más claras sobre el tema.

Antes de comenzar, debo avisarte que cada router tiene menús de configuración estructurados de forma diferente y por lo tanto no podré ser extremadamente preciso en mis instrucciones. Serás tú, entonces, quien deberá hallar por su cuenta las opciones correctas a seleccionar para poder ponerle contraseña a la red inalámbrica. Hecha esta salvedad, es hora de arremangarse y ponerse inmediatamente a trabajar.

Si deseas descubrir como ponerle contraseña a la red inalámbrica, lo primero que debes hacer es conectarte al panel de gestión de tu router. Para hacerlo, abre el navegador web que habitualmente utilizas para navegar por la red (ej. Chrome, Internet Explorer, Firefox) e ingresa a la dirección del panel de control del router. Habitualmente la dirección correcta es 192.168.1.1192.168.0.1 pero en algunos casos podría ser distinta. Para más información puedes consultar el manual de instrucciones del dispositivo, buscar la etiqueta correspondiente que habitualmente está adherida sobre el costado o en la parte posterior del aparato o —mejor aún— echar un vistazo rápido a mi tutorial sobre cómo encontrar la dirección IP del módem/router.

Llegado a este punto, para poder llevar a cabo el acceso al panel de configuración del router inalámbrico, se te solicitará ingresar una combinación de nombre de usuario y contraseña. Si todavía no has cambiado estos ajustes y, por lo tanto, no conoces los datos de acceso, intenta utilizar las combinación admin/adminadmin/password. En el caso de que tuvieras problemas con este paso, consulta mi guía sobre cómo encontrar la contraseña del módem/router para descubrir como resolver la cuestión.

Una vez que hayas ingresado al panel de configuración del router, debes intentar identificar la sección en la que se hallan los ajustes que refieren a la seguridad de la conexión. En general se encuentran en la sección Inalámbrica (Wi-Fi) o en Seguridad o en Avanzado, pero lamentablemente no puedo darte datos más precisos dado que el nombre de las entradas —como te lo he explicado anteriormente— cambian de router a router.

Por ejemplo, si utilizas un router Netgear con interface Genie, para poder acceder a la sección del panel de configuración del dispositivo desde la cual gestionar todo lo relacionado con los ajustes de seguridad de la conexión inalámbrica, debes hacer clic primero sobre la pestaña Básico ubicada arriba a la derecha y luego sobre el botón Conexión inalámbrica (en versiones más modernas hallarás la misma sección en Avanzado > Instalación > Conexión inalámbrica).

Ahora deberías estar frente a una ventana con los detalles de la conexión Wi-Fi generada por tu router y los ajustes relativos a su seguridad. Asegúrate entonces que esté activada la protección de la conexión y configura esta última en WPA2-EAS o en WPA/WPA2.

En el caso de que no lo sepas, quiero contarte que WPA-AES es el estándar de cifrado más seguro actualmente disponible, dado que el WEP ha sido vulnerado en muchísimas ocasiones y es muy fácil de atacar por hackers. Si encuentras problemas de conexión con el estándar WPA2, selecciona la opción WPA/WPA2 que extiende la compatibilidad de la red inalámbrica hacia los dispositivos más antiguos pero sin comprometer la seguridad.

Ahora debes configurar la clave a utilizar para proteger tu conexión inalámbrica de accesos no autorizados. Escribe entonces la palabra clave que deseas utilizar en el campo ubicado junto a la entrada Contraseña, PasswordPassphrase.

Te recomiendo que utilices una contraseña larga y complicada, que no tenga un sentido literal e incluya caracteres de todo tipo: letras minúsculas y mayúsculas, números y caracteres especiales (ej. signos de exclamación). Para más detalles puedes consultar mi guía sobre cómo elegir una contraseña segura, en la que te he proporcionado toda una serie de útiles indicaciones al respecto.

A continuación haz clic sobre el botón, Guardar, o sobre el botón Aplicar para guardar los cambios. En algunos casos, después de haber confirmado la aplicación de los cambios realizados, el router podrías reiniciarse de forma automática.

En el caso de que, a pesar de haber seguido detalladamente los pasos a seguir para poder ponerle contraseña a la red inalámbrica, necesitaras más información sobre el tema, o si alguna de todas estas cuestiones no te resultara del todo clara, te sugiero que ingreses a la correspondiente sección de ayuda y asistencia del sitio web oficial del fabricante de tu router. Allí encontrarás todos los manuales de todos los aparatos comercializados y te será indicado claramente cómo hacer para ponerle contraseña a la red inalámbrica y para realizar otros varios ajustes a la configuración del router inalámbrico. A continuación encontrarás un listado con todos los principales fabricantes de router y el correspondiente vínculo a su página web de soporte y asistencia:

Una vez llevado a cabo el procedimiento mediante el cual ponerle contraseña a la red inalámbrica, recuerda configurar otra vez la conexión en todos los ordenadores y dispositivos conectados al router inalámbrico, ingresando la palabra clave que has elegido para proteger el acceso a tu conexión. Si no sabes cómo hacerlo, sigue las siguientes instrucciones.

En el caso de los PC Windows, para conectarte a la red inalámbrica utilizando la nueva contraseña seleccionada, haz clic sobre el ícono de la red en el área de notificaciones (junto al reloj), selecciona la red creada por tu router y haz clic sobre el botón Conectar. Ingresa entonces la contraseña que has configurado anteriormente para la conexión en el campo Clave de seguridad y haz clic sobre Aceptar para establecer la conexión.

Si en cambio estás usando un Mac te basta con hacer clic sobre el ícono de la red ubicado en la parte superior derecha de la barra de menús, hacer clic sobre el nombre de la red generada por tu router e ingresar la contraseña elegida anteriormente de forma tal de establecer la conexión.

 

Si estás utilizando un smartphone o una tablet basta con dirigirte a los ajustes, pulsar sobre la entrada Wi-FI, seleccionar el nombre de la red a la que deseas conectarte, ingresar la contraseña elegida anteriormente en el campo de texto que aparece en pantalla y pulsar sobre el botón para establecer la conexión.

De forma predeterminada, en PCs con Windows, en Mac OS X y también en smartphones y tablets, las contraseñas de las conexiones Wi-Fi se guardan y es posible conectarse automáticamente a ellas cuando la potencia de la señal así lo permite. Por lo tanto, una vez que hayas terminado el procedimiento de ponerle contraseña a la red inalámbrica y una vez que hayas ingresado la nueva llave de acceso seleccionada en todos tus dispositivos, no tendrás que volver a repetir el susodicho procedimiento cada vez que quieras conectarte a Internet.

Llegado a este punto lo único que me queda por decirte es: ¡felicitaciones! Has logrado completar todo el proceso para ponerle contraseña a la red inalámbrica y  ahora tienes una red inalámbrica configurada de manera adecuada y bastante segura. Si de todas formas quieres estar aún más seguro, te sugiero que lleves a cabo un par de operaciones también muy útiles:

  • Cambiar la combinación de nombre de usuario y contraseña para acceder al router: si no quieres que alguien, incluso un amigo que viene a visitarte, pueda acceder sin permiso al panel de administración de tu router, cambia la combinación de nombre de usuario y contraseña predeterminada. Para hacerlo, dirígete a la sección del panel dedicada a los ajustes avanzados o a la seguridad e ingresa datos de acceso personalizados que no sean fáciles de adivinar por cualquier persona.
  • Desactivar el WPS: el WPS (acrónimo de Wi-Fi Protected Setup) es una tecnología que permite comunicar a los routers con diferentes tipos de dispositivos inalámbricos (ej. impresoras, extensores de señal, decodificadores) simplemente presionando un botón en ambos dispositivos. Se trata de una tecnología muy cómoda, pero lamentablemente es objeto de diferentes vulnerabilidades que podrían permitir a usuarios malintencionados aprovecharla para acceder sin autorización a tu red inalámbrica. Para desactivar el WPS, dirígete a la sección del panel de control del router dedicada a los ajustes avanzados y desactiva la opción correspondiente.