Cómo funciona el Powerline

¿Escuchas a menudo hablar de Powerline pero no sabes bien de qué se trata? Déjame ayudarte a comprender mejor. Los dispositivos Powerline son adaptadores —habitualmente vendidos de a pares— que aprovechan la tecnología PLC (Power Line Communication) para transmitir datos. En otras palabras, distribuyen la señal de Internet utilizando los cables eléctricos y permiten "cubrir" áreas del hogar que habitualmente no son alcanzadas por la señal del router.

Tienen la ventaja de superar muchas de las limitaciones típicas de los repetidores Wi-Fi y son extremadamente sencillos de instalar aunque, por supuesto, no están exentos de defectos. De estos hablaremos más tarde. Concentrémonos ahora sobre su extraordinaria simplicidad de uso. Para instalar los adaptadores Powerline alcanza con conectarlos a una toma de corriente y presionar un botón. ¡Sí, parece increíble pero es así!

El primer adaptador se enchufa en la habitación donde está el router y se conecta al mismo mediante un cable de red (Ethernet). El otro, o los otros, dado que se puede utilizar más de uno, se enchufan en cada una de las habitaciones a las que se desea extender la señal de Internet y se comunican con el adaptador principal presionando un botón (el botón de emparejamiento). Y eso es todo.

Características técnicas de los adaptadores Powerline

Powerline - Características ténicas

Velocidad. Las prestaciones de los adaptadores Powerline cambian mucho de acuerdo al estado de la instalación eléctrica y —naturalmente— a la potencia de la línea Internet a distribuir. No es muy recomendable utilizarlos en instalaciones muy viejas, aunque existen casos en que funcionan sin inconvenientes incluso con cables con veinte años de antigüedad. Lamentablemente, en estos casos la única manera de descubrir su funcionamiento es probando "en el terreno".

La velocidad de transferencia de los datos de la red está indicada en Mbps (Megabits por segundo) y es la sumatoria de los valores de downlink y uplink, es decir, de descarga y subida de datos. Resulta necesario aclarar, sin embargo, que se trata de valores máximos teóricos y por lo tanto casi nunca se corresponden con las prestaciones reales de los dispositivos.

Los adaptadores Powerline más económicos tienen prestaciones entorno a los 200 Mbps, pero también hay de 500 Mbps600Mbps y finalmente de 1200 Mbps. Los dispositivos de 1200 Mbps usan el mismo estándar de comunicación que los de 600 Mbps (HomePlug AV2) pero permiten una velocidad de transferencia de datos mayor porque son capaces de aprovechar los tres cables de la instalación eléctrica: vivo (o fase), neutropuesta a tierra (que no es aprovechado por los adaptadores Powerline de hasta 600 Mbps). Los adaptadores de 200 Mbps y 500 Mbps utilizan un estándar de comunicación más viejo llamado HomePlug AV.

La velocidad de la navegación web, en cambio, se mantiene casi al 100% con respecto a la del módem principal. En términos prácticos, esto significa que si cuentas con una conexión de 10 MB puedes utilizar los adaptadores Powerline para tener una conexión de 10 MB también en una habitación a la que no llega la señal inalámbrica del router y disfrutar allí de films en calidad Full HD sin incovenientes.

Atención: los adaptadores deben conectarse a tomas de corriente que formen parte del mismo diferencial eléctrico (o disyuntor). Por lo tanto, si tu instalación eléctrica está dividida en distintas partes (ej. Zona 1, Zona 2) no podrás llevar la señal de un router que se encuentra en la Zona 1 a una habitación que forma parte de la Zona 2.

Además, para obtener el máximo rendimiento es aconsejable conectar los adaptadores directamente al toma de la pared (en vez de a los llamados "múltiples" o "zapatillas"). Si no tienes tomas de corriente libres, puedes también adquirir modelos de adaptadores Powerline que poseen una toma pasante, es decir, que tienen un toma incorporado y permiten entonces alimentar a otros dispositivos.

Pero, ¿cuánto consumen los adaptadores Powerline? Si tienes temores en cuanto al consumo eléctrico de estos aparatos, despreocúpate enseguida. Los adaptadores Powerline consumen relativamente poco. Además, los más modernos cuentan con un sistema de ahorro energético que los pone automáticamente en suspenso cuando la conexión no está siendo utilizada. No notarás cambios importantes en la factura eléctrica por culpa de su uso, no te preocupes.

Soporte inalámbrico. Otra cuestión importante a tomar en cuenta es que no todos los adaptadores Powerline disponen de soporte inalámbrico. Los más económicos, que encontrarás en los supermercados y en las tiendas de electrónica por menos de 30 euros, solo poseen puertos de red que permiten extender la señal de Internet utilizando un cable. Elígelos solo en el caso de que debas conectar unos pocos dispositivos "estáticos" (ej. un decodificador) y no tengas necesidad de una conexión inalámbrica en toda la habitación.

Por el contrario, los adaptadores Powerline más avanzados (y más caros) disponen no solo de una conexión inalámbrica sino también de dos o más puertos de red para conectar dispositivos por cable y en algunos casos incluso soportan WiFi a 5GHz. Sin embargo estate atento, porque muchos de los adaptadores Powerline que soportan WiFi a 5GHz permiten crear una sola red: a 2,4GHz o a 5GHz y no pueden crear dos que funcionen a la par como en el caso de los router de doble banda.

Defectos de los adaptadores Powerline

Como te he explicado más arriba, los adaptadores Powerline no están exentos de defectos. Ya dijimos que no producen ningún daño a la red eléctrica (y por lo tanto no tienen efectos negativos sobre otros aparatos electrónicos), pero pueden sufrir interferencias que disminuyen sus prestaciones. Esto ocurre generalmente en las instalaciones eléctricas más viejas, de manera que conviene pensarlo dos veces antes de adquirir un kit de adaptadores Powerline para una instalación eléctrica que tiene muchos años encima.

Otra cuestión a tomar en cuenta es que los adaptadores Powerline pueden resultad un estorbo al ocupar el espacio de una o incluso dos tomas de corriente (dado que por su tamaño, el propio dispositivo obstruye la toma de corriente vecina). Para resolver este inconveniente se pueden comprar adaptadores Powerline con toma pasante o, si es posible, de dimensiones más compactas.

Otras desventajas de los adaptadores Powerline son sus precios, generalmente mayores al de los repetidores inalámbricos de un nivel similar, y el hecho de que calientan mucho. Es altamente recomendable ubicarlos en lugares de la casa bien aireados o, por lo menos, no demasiado calurosos.

Cómo utilizar los adaptadores Powerline

Powerline - Cómo usarlos

Aclarados estos conceptos fundamentales, vemos en detalle cómo funciona el Powerline, o sea cómo instalar y utilizar este tipo de dispositivos para extender la señal de Internet a toda la casa.

En pocas palabras, todo lo que debes hacer para establecer una conexión por Powerline es enchufar los dos adaptadores a las tomas de corriente de la pared y presionar un botón. Las siguientes instrucciones te explicarán paso a paso el procedimiento a llevar a cabo.

  • Enchufa el adaptador primario (en general es el más pequeño) a una toma eléctrica de la misma habitación en que se encuentra el router.
  • Conecta el router al adaptador Powerline primario utilizando un cable de red (Ethernet).
  • Enchufa el adaptador Powerline secundario a una toma eléctrica de la habitación a la que deseas llevar la señal de Internet y enciende el dispositivo utilizando el interruptor correspondiente (habitualmente se encuentra en sus laterales).
  • Presiona el botón de conexión en el adaptador Powerline secundario (puede que sea necesario mantenerlo presionado durante 2 o 3 segundos) y espera que todas las luces led se vuelvan verdes.
  • Debes repetir este último paso para cualquier otro adaptador extra. Como te expliqué anteriormente, pueden conectarse más de dos adaptadores Powerline a la misma instalación (uno principal y los otros secundarios) y cada uno de ellos necesita realizar una breve operación de emparejamiento con el adaptador primario.

Es todo. A nivel software, para configurar los dispositivos Powerline basta con acceder a su panel web: algo parecido a lo que se hace con los routers. En el caso de los adaptadores con soporte inalámbrico se requiere primero establecer la conexión con el ordenador utilizando las credenciales que indica el manual de instrucciones del dispositivo, mientras que en aquellos que funcionan solo por cable se debe conectar el ordenador al adaptador utilizando un cable de red.

Luego, hay que iniciar el navegador web e ingresar la dirección del dispositivo Powerline que se encuentra en el manual de instrucciones. Habitualmente es algo similar a nombrepowerline.local (ej. dlinkap.local para los adaptadores D-Link).

Una vez dentro del panel de configuración de un dispositivo Powerline, es posible iniciar el asistente guiado para la instalación de un nuevo punto de acceso (muy útil en el caso de la compra de un tercer adaptador para conectarlo a la red existente), configurar la red inalámbrica y actualizar el firmware del adaptador. Como ya lo he mencionado, funciona todo de una manera similar al panel de control de los routers.

Adaptadores Powerline: guía de compra

Para concluir, déjame aconsejarte algunos adaptadores Powerline entre los más interesantes actualmente disponibles en el mercado. Hay para todos los bolsillos y necesidades, y los parámetros que debes tomar en cuenta para adquirirlos son los siguientes:

  • Soporte inalámbrico (y eventual soporte doble banda).
  • Número de puertos de red (Ethernet).
  • Velocidad de transferencia de datos.
  • Número de adaptadores incluidos en el paquete original (se venden también adaptadores solos para ampliar kits existentes).
  • Presencia de toma pasante.
  • Tamaño y peso de los adaptadores.
  • Función de ahorro energético.

TP-LINK TL-PA411KIT Starter KIT (Ethernet)

Powerline TL-P411

Si lo que más te interesa es el ahorro y no necesitas una conexión inalámbrica, puedes tranquilamente optar por los TP-LINK TL-PA411. Se trata de un par de adaptadores Powerline de bajo costo, ideales para extender la conexión a decodificadores multimedia, televisores y otros dispositivos que no soportan Wi-Fi. Incluyen un solo puerto Ethernet y soportan una velocidad de transferencia de datos de hasta 500 Mbps. También tienen una función de ahorro energético que reduce el consumo de energía cuando no están siendo utilizados.

D-Link DHP-W311AV (Inalámbricos)

Powerline DHP-W311AV

Par de adaptadores Powerline bastante compactos con soporte para redes inalámbricas de 2,4GHz. Cuentan con una velocidad de transferencia de datos de hasta 500 Mbps (300 Mbps en Wi-Fi) y disponen de un puerto Ethernet que permite conectar a la red también a los dispositivos que no soportan Wi-Fi. Se destaca además la presencia de una modalidad de ahorro energético que limita automáticamente el consumo eléctrico del kit cuando no está siendo utilizado.

TP-LINK TL-PA4010P (Ethernet)

Powerline TL-PA4010P

Adaptadores Powerline Ethernet (sin conexión inalámbrica) que cuentan con toma pasante para proporcionar alimentación eléctrica a otros dispositivos. Poseen un solo puerto Ethernet y tienen una velocidad de transferencia de datos de hasta 500 Mbps. Son bastante compactos y también incluyen un modo de ahorro energético.

TP-LINK TL-PA8030P (Ethernet)

Powerline TL-PA8030P

La solución ideal para quien busca un par de adaptadores Powerline de altas prestaciones pero no necesita una conexión inalámbrica. Los TP-LINK TL-PA8030P poseen toma pasante, 3 puertos Ethernet Gigabit y soportan una velocidad de transferencia de datos de hasta 1200 Mbps. También tienen un función de ahorro energético que permite reducir el consumo hasta en un 85%.

TP-LINK TL-WPA4230P Powerline Kit (Inalámbricos)

Powerline TL-WPA4230P

Excelente par de adaptadores Powerline que cuentan con toma pasante, soporte inalámbrico de 2,4 GHz y tres puertos LAN para conectar dispositivos por cable. Tienen una velocidad de transferencia de datos de hasta 500 Mbps (300 Mbps en Wi-Fi) y poseen una cómoda función que permite "clonar" el nombre de usuario y la contraseña de la red Wi-Fi del router principal con solo presionar un botón.

Netgear PLW1000-100PES (Inalámbricos)

Powerline PLW1000-100PES

Otro kit para no dejar de tener en cuenta es este Powerline Netgear que soporta redes inalámbricas de 2,4GHz y 5GHz y, gracias a la tecnología WiFi AC, proporciona una velocidad de transferencia de datos de hasta 650 Mbps (200 Mbps en la banda de 2.4GHz y 433 en la de 5GHz). Incluye además un puerto Ethernet Gigabit que permite una velocidad de transferencia de datos de hasta 1 Gbps y dos antenas externas para la máxima difusión de la señal Wi-Fi.

Devolo dLan 500 AV Starter Kit (Inalámbricos)

Powerline 500 AV

Par de adaptadores Powerline de alta gama. Cuentan con toma pasante, soporte WiFi de 2,4Ghz o 5 Ghz y tres puertos Ethernet Gigabit para conectar dispositivos por cable. Proporcionan una velocidad de transferencia de datos de hasta 500 Mbps.

AVM Fritz! Powerline 540E (Inalámbricos)

Powerline 540E

Quien posea un router AVM Fritz! Box y desee extender la propia red utilizando un producto de la misma compañía, puede adquirir los adaptadores Powerline AVM Fritz! 540E que tienen soporte inalámbrico y son capaces de generar una conexión de 2,4GHz con una velocidad de transferencia de 300 Mbps. Incluyen además dos puertos Ethernet. Al igual que los otros adaptadores Powerline listados anteriormente, funcionan sin problemas aunque no se utilice un módem/router de la misma marca.