Cómo funciona el AirDrop

¿Cuentas con varios dispositivos Apple y tienes la necesidad de mover rápidamente un archivo entre uno y otro? ¿Un amigo sentado a tu lado te ha pedido que le envíes de inmediato una foto que acabas de tomar pero no cuentas con una conexión a Internet para utilizar las apps que habitualmente usas en estos casos y no sabes bien qué hacer? Bueno, si la respuesta a cualquiera de estas preguntas y a otras similares es afirmativa te cuento que tengo una buena, mejor dicho, una excelente noticia para darte: puedes recurrir al AirDrop. ¿Qué dices? ¿No tienes la más pálida idea de qué se trata y menos que menos de cómo usarlo? ¡No te preocupes! Aquí estoy yo, preparado para explicarte todo lo que necesitas saber y enseñarte, con pelos y señales, cómo funciona el AirDrop.

Antes de proporcionarte todas las explicaciones correspondientes, sin embargo, es importante que para descubrir cómo funciona el AirDrop entiendas bien de qué se trata. En pocas palabras, el AirDrop es una herramienta disponible tanto en iOS como en macOS gracias a la cual los usuarios con dispositivos Apple que cumplen determinados requisitos pueden compartir archivos, videos, sitios web, ubicaciones y muchas otras cosas más con otros dispositivos cercarnos, de una forma realmente muy sencilla. El AirDrop, entonces, asume un rol bastante similar a la práctica, tan habitual hasta hace unos años, de activar y utilizar el módulo Bluetooth en móviles y ordenadores, para intercambiar fotografías, imágenes y música sin necesidad de cables ni complicadas configuraciones.

Aclarado esto, si entonces estás realmente interesado en descubrir cómo funciona el AirDrop, te sugiero que te tomes unos minutos de tiempo libre y te concentres atentamente en la lectura de esta guía. Estoy convencido de que al final te sentirás más que satisfecho con todo lo aprendido y también tú, al igual que muchos otros usuarios, comprenderás claramente cómo funciona esta excelente herramienta. ¿Estás listo? ¿Sí? Perfecto, entonces ¡es hora de arremangarse y comenzar!

Requisitos para usar el AirDrop

Para poder entender cómo funciona el AirDrop y para poder utilizarlo, asegúrate en primer lugar que el dispositivo con el que cuentas sea compatible con esta herramienta. Para compartir contenidos con AirDrop debes contar con un iPhone, iPad o iPod Touch con iOS 7 o una versión más reciente, o con un Mac con OS X Yosemite o una versión más reciente o con macOS Sierra. Específicamente, los equipos que lo soportan son:

  • MacBook Pro (finales de 2008) o más reciente, excluido el MacBook Pro
    (17 pulgadas, finales de 2008)
  • MacBook Air (finales de 2010) o más reciente
  • MacBook (finales de 2008) o más reciente, excluido el MacBook blanco (finales de 2008)
  • iMac (principios de 2009) o más reciente
  • Mac mini (mediados de 2010) o más reciente
  • Mac Pro (principios de 2009 con tarjeta AirPort Extreme o mediados de 2010)
  • iPhone 5 o versiones más recientes
  • iPad (4ta generación o versiones más recientes)
  • iPad mini
  • iPod touch (5ta generación o versiones más recientes)

Si estás utilizando un Mac, asegúrate también que en tu ordenador en el menú Ir esté incluido la entrada AirDrop. Para hacer eso, basta con pulsar la entrada Ir que se encuentra arriba a la izquierda en la barra de menús y verificar que en el menú que aparece en pantalla esté presente el AirDrop.

Si en cambio estás usando un iPhone, un iPad o un iPad Touch, accede al centro de control desplazando un dedo desde abajo hacia arriba en la pantalla principal y asegúrate que la entrada AirDrop aparezca en la nueva pantalla.

 

Y luego es necesario activar el Wi-Fi y el Bluetooth. Ten además presente que si deseas compartir contenidos con tus contactos es indispensable que accedas también a tu cuenta de iCloud (si lo recuerdas, te he hablado de este tema en mi guía sobre cómo usar iCloud).

Activar y configurar el AirDrop

Una vez que hayas verificado que en tu dispositivo es posible utilizar AirDrop, puedes ocuparte tranquilamente de activar y configurar esta herramienta. No temas, es todo muy sencillo.

Si dispones de un Mac y tu intención es activar y configurar el AirDrop, haz clic sobre la entrada Ir ubicada en la parte superior izquierda de la barra de menús y luego haz clic sobre la entrada AirDrop. Una vez hecho esto, aparecerá en pantalla una ventana del Finder. Si el Bluetooth y el Wi-Fi están activos podrás comenzar a utilizar de inmediato el AirDrop. Si, en cambio, el Bluetooth o el Wi-Fi están desactivados aparecerá un botón para activarlos. En ese caso, haz clic sobre él.

Si necesitas recibir archivos desde personas que no están incluidas en la app Contactos utiliza la configuración Permitirme ser visible para, en la parte inferior de la ventana del AirDrop.

Si en cambio estás utilizando un dispositivo con iOS y deseas activar y configurar el AirDrop, te bastará con desplazar el dedo desde abajo hacia arriba en la pantalla principal del dispositivo para poder acceder al centro de control correspondiente. A continuación pulsa sobre AirDrop y luego elige, utilizando el menú correspondiente que aparece en pantalla, si quieres recibir elementos de cualquier persona (Todos) o solo desde las personas incluidas en tus contactos (Solo contactos).

La elección de compartir datos con todos o solamente con tus contactos depende de las necesidades del momento. Si necesitas compartir contenidos con una personas que no está incluida en la app Contactos, pulsa sobre la primera opción mientras que si la persona con la que deseas compartir contenido se encuentra entre tus contactos elige la segunda opción.

Obviamente, toma en cuenta que la opción de compartir contenidos con cualquiera que se encuentre en las cercanías y cumpla con los requisitos que pide AirDrop no es lo máximo a nivel seguridad y privacidad. Seleccionando esta opción, de hecho, cualquiera podría tener acceso a lo que deseas compartir. Te sugiero, por lo tanto, que esta opción la utilices solo si es estrictamente necesario.

Compartir con el AirDrop

Llegados a este punto creo que ya debes tener una idea mucho más clara de como funciona el AirDrop, al menos a nivel general. Por lo tanto, me parece que ya estás listo para comenzar a compartir tus contenidos utilizando esta funcionalidad especial de Apple.

Si utilizas un Mac, lo único que tienes que hacer es arrastrar el elemento o los elementos que deseas compartir sobre la imagen del destinatario presente en la ventana del Finder denominada AirDrop, la misma que te he explicado cómo abrir un par de líneas más arriba. A continuación, haz clic sobre Enviar.

De forma alternativa al procedimiento que acabo de explicarte, puedes también compartir contenidos usando el AirDrop en Mac sencillamente haciendo clic derecho con el ratón sobre el archivo que deseas enviar, haciendo clic sobre la entrada Compartir del menú desplegable y pulsando luego sobre la entrada AirDrop. Si estás utilizando una app que soporta AirDrop, también puedes pulsar sobre el ícono Compartir (el que tiene la forma de un cuadrado con una flecha que apunta hacia arriba en la parte superior) y luego seleccionar AirDrop en el menú que aparece en pantalla. A continuación, selecciona un destinatario de la hoja de AirDrop y pulsa sobre Finalizar.

Si utilizas un dispositivo con iOS, puedes enviar elementos con el AirDrop accediendo a lo que deseas enviar y pulsando luego sobre el ícono Compartir (el que tiene la forma de un cuadrado con una flecha que apunta hacia arriba en la parte superior) o sobre la entrada Compartir. A continuación, selecciona el nombre del usuario o del dispositivo de Apple cercano con el que quieras interactuar.

Una vez activada la compartición, el otro usuario recibirá un aviso con una vista en miniatura del contenido que deseas compartir que puede aceptar o rechazar. Si el otro usuario acepta y está utilizando un dispositivo con iOS, recibirá el contenido en la misma app desde la que lo has enviado. Por ejemplo, las fotos aparecerán en la app Fotos y los sitios web se abrirán en Safari. Si el otro usuario acepta y está utilizando un Mac, el elemento será guardado en la carpeta Descargas.

En caso de problemas

¿No lograr visualizar al destinatario en la ventana o en la hoja de AirDrop? Intenta poner en práctica algunas de las soluciones que encontrarás a continuación. Seguramente lograrás resolver el inconveniente.

  • Asegúrate que en los dispositivos que quieres utilizar para intercambiar archivos mediante el AirDrop, el mismo esté activo y que la distancia entre los aparatos no supere los 9 metros.
  • Si estás enviando un elemento a un iPhone o iPad, toma en cuenta que la función de compartir Internet debe estar desactivada en el dispositivo. Para hacer esto, accede a la sección Ajustes del iOS, pulsa sobre Datos móviles, luego sobre Compartir Internet y mueve la llave a la posición OFF que se encuentra junto a la entrada correspondiente.
  • Si envías un documento a un Mac del 2012 o más antiguo, haz clic sobre la entrada ¿No ve a quien está buscando? presente en la ventana o en la hoja de compartición del AirDrop en el ordenador desde donde deseas enviar contenido, y luego sobre Buscar un Mac más antiguo.
  • Verifica si la configuración Bloquear todas las conexiones entrantes se encuentra activa en el Mac. Si así fuera, procede a desactivarla dado que impide al ordenador recibir elementos a través del AirDrop. Para verificar si la función está activa en el Mac, accede a las Preferencias del sistema, haz clic en Seguridad y privacidad, selecciona Firewall, haz clic sobre el candado ubicado en la parte inferior e ingresa la contraseña correspondiente a tu cuenta de usuario. Luego, haz clic sobre el botón Opciones de Firewall...

Si necesitas más detalles, te sugiero que consultes la correspondiente sección informativa que figura en el sitio web oficial de Apple. Para consultar la página web correspondiente al AirDrop en Mac haz clic aquí, si en cambio deseas consultar la que refiere a los dispositivos con iOS puedes hacer clic aquí.