Cómo conectarse a una red inalámbrica

¡Finalmente te has decidido! Has tirado tu viejo módem que solo funcionaba por cable y has adquirido un nuevo router inalámbrico que te permitirá navegar por Internet sin molestos cables, utilizando el portátil, el smartphone, la consola para videojuegos y muchos otros dispositivos conectados a la red Wi-Fi generada por el aparato. Ha sido una buena decisión, sin lugar a dudas. ¿Qué dices? ¿Estás completamente de acuerdo conmigo pero ahora estás aquí porque no sabes qué se debe hacer para conectarse a una red inalámbrica? Bueno, no tienes que preocuparte demasiado. También en esta ocasión puedes contar con mi ayuda.

Lo sé. Para alguien que, como tú, no sabe mucho de cosas tecnológicas, la utilización de las redes inalámbricas puede parecer algo muy complicado. Pero, como te dije antes, no debes preocuparte porque a pesar de que parezca lo contrario, y más allá de lo que te puedas estar imaginando en este momento, conectarse a una red inalámbrica es en realidad muy sencillo. Incluso para aquellos que no son muy duchos con el tema, te lo prometo. Todo es cuestión de familiarizarse con el panel de configuración del router y la gestión de las redes inalámbricas desde el ordenador o cualquier otro dispositivo. ¡Es realmente un juego de niños!

Concédeme entonces cinco minutos de tu tiempo libre e intentaré explicarte de forma breve, y sobre todo sencilla, cómo conectarse a una red inalámbrica. Estoy seguro de que al finalizar esta guía te sentirás más que satisfecho y que, en caso de necesitarlo, estarás listo para dar una mano a tus amigos, parientes o colegas que requieran ayuda para proceder con el tema. Entonces, ¿estás listo? ¿Sí? Excelente, es hora de arremangarse y ponerse de inmediato a trabajar.

Si deseas aprender qué hacer para conectarse a una red inalámbrica, lo primero es conectar tu nuevo router a la corriente eléctrica, al cable telefónico de la conexión de Internet y también al ordenador, utilizando un cable de red o Ethernet (no te preocupes; solo lo utilizarás para la configuración inicial). Además, si el router que estás utilizando cuenta con un botón de encendido, acciónalo, de manera tal de poner en funcionamiento el dispositivo.

Hecho esto, si el router cuenta con un CD de instalación, insértalo en el ordenador y sigue las instrucciones en pantalla. De lo contrario, deberás recurrir al viejo y querido manual de instrucciones que viene en la caja del dispositivo. En ambos casos, todo lo que tendrás que hacer es indicar al router el tipo de conexión que utilizas y el tipo de protección que deseas para tu conexión Wi-Fi.

Para hacer esto, deberías poder entrar al panel interno del router abriendo el navegador web instalado en tu ordenador que habitualmente utilizas para navegar por la red, ingresando la dirección IP del router/módem escribiéndola en la barra de direcciones y presionando después la tecla Enter del teclado. Generalmente, la dirección IP del módem es 192.168.1.1192.168.0.1. De cualquier forma, puedes averiguar la dirección IP del módem echando un vistazo a la etiqueta correspondiente que debería estar adherida en la parte posterior del dispositivo o buscando en el manual de usuario del mismo.

ol

En el caso de que no lograras conectarte al panel de control del router siguiendo las instrucciones que acabo de darte, puedes descubrir fácilmente cuáles son las "coordenadas" correctas siguiendo los pasos que encontrarás a continuación:

  • Si estás utilizando un ordenador con Windows, puedes conocer la dirección IP necesaria para acceder al panel de control del módem escribiendo cmd en el campo de búsqueda accesible previo clic sobre el botón Inicio de la barra de tareas, o en el campo accesible en la parte superior derecha de la Pantalla de Inicio. A continuación, presiona Enter para lanzar el programa seleccionado de forma automática. En la ventana que se entonces se abrirá, escribe el comando ipconfig y luego presiona la tecla Enter en el teclado de tu PC para obtener la lista completa de las direcciones correspondientes a tu conexión. La dirección IP del módem es esa serie de números que visualizas junto a la entrada Puerta de enlace predeterminada.
  • Si, en cambio, estás utilizando un Mac, puedes conocer la dirección IP necesaria para acceder al panel de control del módem haciendo clic primero sobre el ícono de las Preferencias del sistema (puedes encontrar el ícono en la barra Dock, en la carpeta Aplicaciones o puedes acceder al mismo mediante el Launchpad) y luego sobre la entrada Red. En la ventana que entonces se mostrará en pantalla, selecciona el nombre de la conexión en uso y haz clic sobre el botón Avanzado... que se encuentra abajo a la derecha. Haciendo clic sobre la pestaña TCP/IP encontrarás indicada la dirección a la que deberás conectarte junto a la entrada Router.

Para acceder al panel de control del módem se te pedirá también que ingreses un nombre de usuario y una contraseña. Habitualmente, la combinación que debes utilizar es admin/adminadmin/password, pero a veces es necesario utilizar otra. En ese caso, puedes echar otro vistazo al manual de usuario del módem para descubrir la combinación correcta a utilizar. Si encontraras dificultades para identificar el nombre de usuario y la contraseña de tu módem, puedes consultar mi tutorial sobre cómo encontrar la contraseña del módem/router.

A continuación, deberás configurar la contraseña para proteger tu red inalámbrica y evitar que terceros no autorizados puedan acceder a la misma y aprovecharse de tu conexión a Internet sin que te enteres. Te recomiendo entonces que utilices una llave del tipo WPA2/PSKWPA/AES, bien extensa y que no tenga ningún sentido literal. Si deseas aprender más sobre este tema, te sugiero consultar mi guía sobre cómo poner contraseña a la red inalámbrica.

Una vez que hayas terminado con esta operación, deberás pasar al ordenador que deseas conectar a tu nueva red Wi-Fi y dejar que el mismo detecte las conexiones disponibles. Obviamente, verifica que el indicador de la red inalámbrica esté presente en la barra de tareas, de lo contrario significa que tienes el Wi-Fi desactivado en el dispositivo y, por lo tanto, que deberás encenderlo presionando la tecla o activando el interruptor correspondientes.

En el caso de los PC con Windows, la conexión a las redes inalámbricas es muy fácil de realizar. Lo único que tienes que hacer es clic sobre el ícono de la red en el área de notificaciones (junto al reloj), seleccionar la conexión correspondiente a tu router y hacer clic sobre el botón Conectar. Escribe entonces la contraseña que anteriormente has configurado para la conexión en el campo Clave de seguridad y haz clic en Aceptar para establecer la conexión.

Casi lo mismo vale para un Mac: basta con hacer clic sobre el ícono de la red ubicado en la parte superior derecha de la barra de menús, seleccionar una de las redes Wi-Fi disponibles haciendo clic encima de ella e ingresar la contraseña para establecer la conexión.

También con un smartphone o una tablet es posible conectarse a una red inalámbrica de una forma extremadamente sencilla. Tanto en los terminales Android como en un iPhone o un iPad, basta con dirigirse al menú Ajustes/Configuración, pulsar sobre la entrada Wi-Fi, seleccionar el nombre de una red y, si fuera necesario, ingresar la contraseña correspondiente.

Si, en cambio, deseas aprender cómo conectarse a una red inalámbrica desde una impresora inalámbrica o desde cualquier otro dispositivo con soporte para conectividad Wi-Fi, te cuento que el procedimiento que debes realizar es muy similar al que te acabo de indicar para Android e iOS. En la mayoría de los casos basta de hecho con acceder al menú de ajustes del dispositivo, seleccionar la entrada correspondiente al Wi-Fi, seleccionar el nombre de la red a la que quieres conectarte y, si se te pide, escribir la contraseña correspondiente. Así de sencillo.

Toma en cuenta que, de forma predeterminada, tanto en PC con Windows como en Mac OS X y también en smartphones y tablets, las contraseñas de las conexiones Wi-Fi se guardan y es posible conectarse automáticamente a las mismas cuando el nivel de señal así lo permite. Excepto en algunos casos, cuando ya sea por error o intencionalmente se quita la tilde de la casilla para memorizar la contraseña Wi-Fi y la clave de seguridad no es almacenada.

Si te encuentras en una situación de este estilo, no has sido tú quien ha configurado el router Wi-Fi y no logras recuperar la contraseña, puedes recurrir a algunos trucos para descubrir la contraseña de la conexión sin hacer demasiado esfuerzo. Si estás utilizando un PC con Windows, te sugiero que recurras al WirelessKeyView, un pequeño programa gratuito que recupera todas las contraseñas Wi-Fi guardadas en el PC, mientras que si estás utilizando un Mac puedes utilizar el Accesso a Llaveros, una app que viene "de fábrica" en el OS X y permite visualizar todos los datos de acceso que han sido guardados en el ordenador marca Apple.

Para usar el WirelessKeyView en tu PC con Windows, comienza haciendo clic aquí para ingresar de inmediato al sitio web del WirelessKeyView. A continuación, desplaza la pantalla hacia abajo y pulsa sobre la entrada Download WirelessKeyView 32-bit, si utilizas un sistema operativo de 32 bits, o sobre la entrada Download WirelessKeyView for x64, si utilizas un sistema operativo de 64 bits. Luego, espera a que la descarga del software comience y finalice.

Con la descarga completa abre el archivo comprimido recién descargado haciendo doble clic sobre el mismo, extrae su contenido en una carpeta cualquiera y haz doble clic sobre WirelessKeyView.exe para abrir el software y visualizar en su ventana el listado de las contraseñas Wi-Fi guardadas en Windows. Si eres afortunado, entre ellas encontrarás también la de tu nuevo router.

En Mac, en cambio, para recuperar las contraseñas de las redes inalámbricas memorizadas por el sistema, hay que abrir el Acceso a Llaveros (lo puedes encontrar en la carpeta Otros del Launchpad), seleccionar las entradas SistemaContraseñas de la barra lateral de la izquierda, y hacer doble clic sobre el nombre de la red a "decodificar". A continuación, se debe tildar la casilla junto a la entrada Mostrar contraseña. Para finalizar, escribe la contraseña de la cuenta de usuario del OS X y luego haz clic sobre el botón OK. Una vez realizados todos estos pasos, la contraseña de la red seleccionada se visualizará claramente en el campo Mostrar contraseña.

Ahora que ya te has familiarizado con el uso de las conexiones inalámbrica y que sabes perfectamente qué hacer para conectarse a una red inalámbrica, seguramente querrás comenzar a aprovechar también las conexiones abiertas presentes en las calles y los negocios de tu ciudad. ¡No hay problema!