Cómo comprimir fotos

¿Estás buscando una forma de "aligerar" las imágenes que cargas en tu blog? Entonces ¡bingo! Llegaste al lugar adecuado en el momento adecuado.

A continuación encontrarás una serie de aplicaciones y servicios online que permiten reducir el peso de los archivos JPG/PNG de forma gratuita preservando a la vez, dentro de los límites de lo posible, su calidad visual.

No pierdas más tiempo: identifica el programa que te parece que mejor se adapta a tus necesidades y descubre cómo comprimir fotos utilizándolo. ¡Te apuesto que los resultados que obtendrás te sorprenderán muchísimo!

Comprimir imágenes en Windows

¿Utilizas un ordenador con Windows? Entonces te aconsejo recurrir al Caesium, un software para la compresión de imágenes gratuito y de código abierto que se puede utilizar libremente también con fines comerciales.

El Caesium soporta todos los principales formatos de archivos gráficos: JPG, PNG y BMP; es muy intuitivo y está disponible también en una versión portátil que se puede ejecutar desde cualquier disco duro o memoria USB sin necesidad de llevar a cabo molestos procedimientos de instalación.

Los desarrolladores prometen un grado de compresión de imágenes de hasta el 90% pero, en la práctica, a menos que se opte por perder demasiada calidad en las fotos, difícilmente se logra superar el 60 o 70% de compresión (que de todas formas constituye un excelente resultado).

Para descargar el programa en tu PC, ingresa entonces a su sitio web oficial, desplaza la pantalla hasta la sección Caesium y haz clic primero sobre el botón Download situado junto a la entrada Portable y luego sobre el enlace Download Caesium Image Compressor Portable (en la página que se abre).

Con la descarga completa, abre el archivo caesium-xx-sort.zip, extrae el contenido en una carpeta cualquiera y lanza el programa Caesium.exe. Haz clic entonces sobre el botón Añadir, presente en la ventana que se abre, y selecciona todas las fotografías que deseas comprimir.

Llegado a este punto, regula el nivel de calidad que deseas mantener en las imágenes de salida utilizando la barra colocada abajo a la izquierda (no te aconsejo ir por debajo del 80% si no quieres degradar la calidad visual de las fotos); selecciona mediante el menú desplegable Formato el tipo de archivo que deseas obtener después de la compresión (puedes optar por realizar una conversión a JPG, PNG, BMP o mantener el mismo formato que el del archivo de origen) y pulsa sobre el botón [...] que se encuentra arriba a la derecha para selecciona la carpeta en la que deseas guardar las imágenes comprimidas.

Para finalizar, haz clic sobre el botón ¡Comprimir! y aguarda a que todos los archivos sean creados; no debería llevar demasiado tiempo. Al finalizar el proceso, el Caesium te dirá cuánto fue comprimida cada imagen.

Comprimir imágenes en Mac

También en Mac se pueden comprimir fotos de una forma sencilla y eficaz. Basta con recurrir a las aplicaciones adecuadas. Una de ellas, sin lugar a duda, es el ImageOptim, que es gratuito, de código abierto y soporta todos los archivos JPG, PNG y GIF.

Para descargar el ImageOptim en tu ordenador, ingresa al sitio web de la aplicación y haz clic sobre el botón Download for Free ubicado en el centro de la pantalla. Con la operación finalizada, extrae el archivo ImageOptim.tbz2 en una carpeta de tu elección y arrastra el ícono del software a la carpeta Aplicaciones del OS X.

Llegado a este punto, inicia el ImageOptim, arrastra las fotos que deseas optimizar a la ventana del programa y espera unos instantes a que el proceso finalice. Más fácil, imposible.

Atención: el ImageOptim sobreescribe las imágenes originales, de manera que es recomendable crear una copia de seguridad antes de utilizarlas en el programa.

Comprimir imágenes online

También existen servicios en línea que permiten reducir el peso de las imágenes directamente desde el navegador, sin descargar otros programas en el PC.

Uno de los más interesantes y fáciles de usar es el Optimizilla, que permite subir hasta 20 imágenes por vez y está completamente en español. Para utilizarlo, ingresa a su página principal y arrastra a la ventana del navegador las fotos a comprimir. Una vez que las imágenes estén subidas se puedes hacer clic sobre sus miniaturas para ajustar la calidad de forma individual mientras se observa una vista previa del resultado. Cuando hayas finalizado, haz clic sobre el botón Todos los archivos e inmediatamente se iniciará la descarga de un archivo .zip con las fotos comprimidas.

De forma alternativa, puedes recurrir también al ILoveIMG, que funciona de una forma prácticamente idéntica al Optimizilla pero lamentablemente solo soporta archivos en formato JPG. Para utilizar el servicio, ingresa a su sitio web y haz clic sobre el botón Seleccionar imágenes para elegir las fotos que quieres comprimir y luego, una vez que las hayas subido todas, haz clic sobre el botón Comprimir imágenes. El ILoveIMG hará su trabajo y a continuación se descargará en tu ordenador un archivo comprimido con las imágenes deseadas.

Tanto el Optimizilla como el ILoveIMG, por cuestiones de privacidad, eliminan los archivos subidos por los usuarios a sus servidores en una hora.